Las flores del jardín

ANTECEDENTES DEL JBA

La primera idea acerca del Jardín Botánico Ambiental, surgió en el año 2004, como parte del Proyecto: “Desarrollando Capacidades y Compartiendo Tecnologías para la Conservación de la Biodiversidad en Centroamérica” el que reunía a los herbarios centroamericanos desde el año 2003.

El precursor de esta idea fue el Dr. Ricardo Rueda, Botánico Nicaragüense, quien junto con un grupo de profesores del Departamento de Biología de la UNAN-León, iniciaron su formulación en el año 2006, acompañados por un equipo técnico del INBio, Costa Rica.

Como parte de los esfuerzos de búsqueda de financiamiento para la iniciativa, se presentó el proyecto a la cooperación Noruega, quien se interesó en la idea y aprobó el financiamiento para una fase inicial, la que se inició en el año 2008, bajo el rectorado del Dr. Rigoberto Sampson Granera, quien le dio un empuje importante a esta iniciativa, luego de haber puesto las bases desde 1997 en su calidad de Alcalde Municipal al haber concedido a la UNAN-León el terreno en donde se establecería el JBA.

Es debido a ese apoyo e interés que manifestó este rector amante de la naturaleza, que se concluyó lo que para la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua - León y los profesores del Departamento de Biología era un sueño, es por eso que se decidió dedicar este esfuerzo al Dr. Rigoberto Sampson "In Memoriam".

El 3 de junio del año 2009 con la presencia de autoridades Municipales, Gobierno de Noruega, y la UNAN-León, se colocó la primera piedra, del primer Jardín Botánico de Nicaragua, una obra maestra en pro de la Conservación de los Recursos Naturales del país.

En la actualidad el JBA es un sitio que integra en un solo espacio actividades de docencia, investigación y extensión, quehaceres primordiales en la UNAN-León.

Para la UNAN-León este proyecto representa una oportunidad de reafirmar a la comunidad nacional e internacional su compromiso con el ambiente, con la formación profesional integral de sus estudiantes y particularmente con la comunidad nacional que requiere espacios de recreación y aprendizaje como este.

Este es un museo viviente, que alberga colecciones vivas de especies representativas de los ecosistemas nicaragüenses, como el Bosque Húmedo, Bosque de Transición y el Bosque Seco, el ecosistema más deteriorado de la región.

El JBA se establece con el objetivo de desarrollar un área de importancia ecológica que contribuya al desarrollo del conocimiento y la labor docente, así como el manejo de aspectos sociales y o ambientales, contribuyendo al mejoramiento de la calidad de vida de la población de la ciudad de León, a través de componentes educativos, científicos, recreativos y sociales.

El JBA se encuentra en una propiedad de 12 hectáreas a 2 Km al oeste del centro urbano de León, rodeada por los ríos Los Aposentos y El Ojoche.

En particular, este jardín, que ya ha sido inscrito como parte de la red internacional de jardines botánico, tiene el objetivo, desde el punto de vista botánico, de ser el sitio en que se conserve la diversidad botánica de las plantas del Bosque Seco de Mesoamérica, uno de los ecosistemas más degradados de la región, y más amenazados por el cambio climático. El Bosque Seco es el hábitat terrestres que está en mayor peligro en Centroamérica, actualmente reducido a menos del 1% de su extensión original, y completamente fragmentado.

Además de plantas del Bosque Seco, el visitante encuentra en el JBA especies de plantas del Bosque de Transición y el Bosque Húmedo Nicaragüense, y un jardín de mariposas, todo esto con el objeto de acercar a la comunidad nicaragüense a su riqueza natural. También se incluye un área demostrativa de prácticas agrícolas y ambientales sostenibles, lo que en conjunto con las áreas de jardines, permite dar la visitante una visión integral de las relaciones que en doble vía se dan entre las personas y la naturaleza.

El JBA ha sido diseñado con la idea de atender necesidades educativas y recreativas del Occidente de Nicaragua y de la población del país en general, tanto familias como estudiantes de primaria y secundaria, así como específicamente estudiantes de diferentes carreras de la UNAN León que encuentran en el JBA un laboratorio para sus prácticas en las carreras de Agroecología, Biología, Turismo y Educación. También el JBA atenderá el turismo internacional que visita la zona, por lo que se cuenta con rotulación en español e inglés.

Los visitantes, mediante recorridos guiados o autoguiados podrán conocer y aprender sobre la riqueza natural de la región, así como sobre prácticas agropecuarias y ambientales sostenibles relacionadas con uso de químicos, manejo del agua y el uso de energías limpias.

En el aspecto botánico, el JBA tendrá un carácter Mesoamericano, centrado en la representación y conservación de las especies de plantas del Bosque Seco y de los principales ecosistemas de León. También estarán representados el Bosque de Transición, Bosque de Galería y el Bosque Húmedo de Nicaragua.

El JBA es

“Un sitio para conservar, investigar y enseñar la importancia del bosque seco de Mesoamérica”

¿Volver a la portada? Click aquí!